Hidroeléctricas

 Potencial Hidroeléctrico de Nicaragua

 

Embalse Apanás ubicado en el Departamento de Jinotega.

 

 

Nicaragua, es un país con abundancia en recursos hídricos, cuenta con un potencial bruto para la generación hidroeléctrica estimado en 2,000 Megavatios (MW) según el Plan Maestro de Desarrollo Eléctrico de Nicaragua (1980), teniendo como principal fuente de explotación la cuenca superior del Río Tuma y Viejo, que abarca los Departamentos de Estelí, Jinotega, Matagalpa y León.

 

La energía hidroeléctrica es derivada del agua. Está puede ser del flujo de ríos o de la creación de embalses artificiales; el agua fluye desde embalses por medio de obras hidráulicas permitiendo que las turbinas giren a gran velocidad y el generador eléctrico convierta la energía mecánica en energía eléctrica. La cantidad de energía generada depende de los volúmenes de agua que llegan al embalse.

 

Bajo el “Sistema Hidroeléctrico Tuma, Matagalpa y Viejo (T. M. V)”, se ubican las Plantas Hidroeléctrica Centro América (PCA), Larreynaga (PHL) y Carlos Fonseca (PCF); alimentadas con aguas del embalse Apanás. El Sistema T.M.V, también ubica futuros proyectos hidroeléctricos, como son El Barro (32 MW) y La Sirena (17 MW), que cuentan con diseño y estudio de factibilidad.

 

La generación de energía eléctrica tiene su fuente principal en Apanás, el que posee un área de 54Km² y una capacidad de almacenamiento de 440 millones de metros cúbicos de agua; es considerado uno de los ochos “Humedales de Importancia Internacional RAMSAR 1971”.

 

Los recursos naturales existentes en el País lo convierten en el más atractivo de Centroamérica y el tercero de Latinoamérica, después de Brasil y Chile, para invertir en energía limpia, según el índice regional Climascopio 2013.

 

Nicaragua tiene una visión clara de la responsabilidad común, diseñando y apoyando estrategias efectivas y eficientes que permitan la explotación adecuada de los recursos naturales; contando con un potencial alto de mitigación del cambio climático, lo que representa una oportunidad para beneficiarse de transferencias tecnológicas y conocimiento financiero para los inversionistas.

 

Según el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH 2012 – 2016) el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, desde el año 2007 inició la transformación de la matriz energética con el desarrollo de proyectos eólicos, biomasa, solares, geotérmicos e hidroeléctricos y la ampliación de la oferta de generación con fuentes renovables de inversión pública, privada y mixta incluidos en el Plan de Expansión de Generación Eléctrica (2007 - 2025).